Prepararse para la Lactancia

1 marzo, 2018 por Lavidaesalgomas | 0 Comentarios

El día a día de una mamá y su bebé

¿Sueñas con amamantar a tu bebé?

En el embarazo, y sobre todo si es el primero, te asaltan un millón de dudas, entre ellas, si cuando nazca ese bebito que tanto esperas, te gustará y querrás darle de mamar.

Si aún no diste a luz, te falta algún mes o incluso días, es muy probable que todavía no sepas qué es lo que quieres, si darle el pecho, leche de fórmula, o ambas cosas. Es completamente normal. Tampoco sabes qué sentirás siendo madre. Por lo pronto tienes un sentimiento de amor y felicidad inmenso, pero aún no sabes qué se siente realmente siendo mamá.

Es algo que no se debe forzar, si imaginas lo que sería, rodear a tu bebé, acurrucarle en tu regazo y poder alimentarle por ti misma, si pides en tu interior que puedas conseguir darle este privilegio a tu pequeño, está claro que lo llevas en las venas, el ser una mamá preparada para la lactancia.

Si no lo tienes aún claro, como dije antes, no te preocupes, porque en el momento que cojas a tu bebé entre tus brazos lo sabrás, y hagas lo que hagas será lo mejor para él. Guíate de tu instinto y piensa que lo más importante es el amor que vas a dar a tu bebé.

Embarazo_Lavidaesalgomas_mamaadiario

¿Estás experimentando cambios físicos en tus senos?

Dependiendo del mes en el que te encuentres de embarazo, estarás notando que tu pecho está cambiando.

En el primer trimestre del embarazo, los ductos de la leche se empiezan a desarrollar y la grasa disminuye. El último trimestre del embarazo el crecimiento de los senos es significativo por el crecimiento de los alveolos que son los que contendrán la primera leche o calostro.

Otro cambios notables son el oscurecimiento de los pezones y areola, y el aumento de contorno, además de aparecer unas venas azuladas a lo largo de pecho debido al aumento del suministro de sangre.

¡Decidido! ¡Me voy de compras para preparar la lactancia!

Estas son algunas cosas que puedes ir adelantando para la lactancia materna antes de la llegada de tu bebé:

  1. Ropa para la lactancia: Ahora es el momento de ir a tu armario y hacer una buena revisión de las camisetas y jerseys de botones. -Pero…¡si no tengo apenas de este estilo y ya he invertido mucho en la ropa del bebé y también en la del embarazo! ¿Tengo que volver a renovar el armario? -¡Tranquila y que no cunda el pánico!Te aconsejo que mires camisetas de cuello ancho o abierto, como las que son de enseñar el hombro, pues de un lado se puede bajar perfectamente y puede valerte. O bien, aunque tengas jersey o camiseta sin botones, siempre te puedes poner una camiseta de tirantes debajo, para una vez des el pecho, subirte el jersey y bajarte la camiseta de tirantes, y así no se te quedará la tripa al aire, o bien, otra posibilidad es seguir llevando los pantalones premamá, que son altos y te taparán bastante.
    De esta manera, puedes comprar alguna camiseta con botones y aprovechar la ropa que ya tienes.
  2. Sujetadores de lactancia: Son muy prácticos, pues llevan un clip, y te permiten abrir y cerrar cada copa rápidamente. Los hay de muchos tipos: o se abre la copa completa o solo una parte, y así tu pecho no quedará completamente al descubierto. Algunos económicos puedes encontrarlos en H&M o bien en Mother Care ( no me llevo comisión, simplemente es donde yo los adquirí :) ).
  3. Tela de porteo o fular elástico: Para los primeros mesecitos, recomiendo usar el fular, pues son muy cómodas de cambiar la posición del bebé, solo tienes que aprender cómo se hace el nudo (dedicaré un post a explicarlo) pero en 10 minutos lo tienes dominado. La ventaja es la que os digo, a parte que para el bebé la forma de sujeción es menos rígida, puedes amamantar a tu bebé con el fular, y es muy cómodo y práctico. Te permite, hacer tus cosas, moverte con las dos manos libres, mientras tu bebé está sintiendo contacto constante con su mamá, además de seguir tomando el pecho a demanda.
  4. Tela cubre lactancia: Telas para hacer la lactancia más discreta. Si estás esperando tu bebé, es normal que pienses en si te dará vergüenza, pero por lo general es curioso, pero si siempre te ha dado cierto pudor enseñar, hasta en la playa ( me incluyo) te digo que te cambia el chip por completo. Lo único que piensas es en que tu bebé se alimente, y no piensas nada más, es un instinto increíble, los complejos y pudores no tienen cabida. Otra cosa a tener en cuenta, es que los bebés por lo general les suele agobiar tener cosas en la cara mientras están tomando el pecho, esto lo irás viendo. De todos modos, aún así puede pasar que en algún determinado momento, ya sea que estés en algún evento social o algo más formal, que pueda serte de utilidad para hacer este momento más discreto.
Os animo a todas a que todas esas cosas que se os ocurran ir preparando, las podáis llevar por ejemplo anotadas en un cuaderno en el bolso. Por ejemplo, este cuaderno  tan práctico de unicornio, o el resto de libretas bonitas que te recomiendo.

La conclusión del post de hoy, es deciros que disfrutéis al máximo del embarazo y de las cosas que vayáis pensando y preparando para la llegada de vuestro bebé. Este momento es único y muy mágico.  

Mientras disfrutas del embarazo, ponte muy guapa y presume de tripita, luciendo estas preciosas camisetas premamá que encontrarás en LAVIDAESALGOMAS. (Modelos disponibles en colores mint, rosa y azul):PROCESANDO BEBÉ LAVIDAESALGOMAS CAMISETA PREMAMA

HOLA QUIERO SALIR YA, LAVIDAESALGOMAS CAMISETA PREMAMA

CAMISETA PREMAMA ESTOY AQUI DENTRO, LAVIDAESALGOMAS